fbpx
Carrer de la Ciutat de Granada, 150, 08018 Barcelona
Contactanos: +933 93 91 24 Lun - Vie 10:00 - 17:00
[email protected]

¿Cómo registrar dominios?

Tanto si acabas de empezar un nuevo negocio como si has decidido dar el salto al mundo online, el registro de dominios es una de las partes más fundamentales de cualquier estrategia online. ¡Resolvemos todas tus dudas sobre este proceso!

Registrar dominios es una tarea sencilla y barata que se puede realizar en apenas un par de minutos, sin embargo, es necesario tener claros una serie de aspectos sobre este procedimiento.

¿Dominio =  nombre del negocio?

Mucha gente se pregunta si su dominio debe ser igual al nombre de negocio que se ha establecido en el Registro Mercantil. No tenemos la obligación de poner el mismo nombre, pero si nos gusta, sí que podemos hacerlo.

En este sentido, es conveniente tener en cuenta los factores de posicionamiento web para escoger un nombre de dominio conciso y que esté vinculado con las palabras claves de nuestro sector para facilitar la búsqueda.

¿Qué extensión elegir?

Las extensiones son las terminaciones de los dominios: .com, .es, .co.uk, .org, etc… Normalmente, al buscar un dominio la empresa proveedora nos indicará qué extensiones hay disponibles para que elijamos la que prefiramos, pero ¿cuál es la mejor? Es importante tener en cuenta cuatro factores:

  • Localización – Si trabajamos en España debemos adquirir un dominio con extensión .es, del mismo modo que si operamos en Reino Unido, lo adecuado es el co.uk. Incluso, hay extensiones para ciudades como .madrid.
  • Organización – Algunos nombres de dominio son más apropiados para ciertas organizaciones, por ejemplo, el .org  se emplea habitualmente para organizaciones sin ánimo de lucro o con fines caritativos. Si nos dedicamos a esta área, lo mejor es optar por el org, pero en el caso de que nuestra empresa no tenga nada que ver con este sector y no esté disponible la extensión .com, pero sí .org, no deberíamos elegir esta terminación porque ya está demasiado arraigada a esta área, de manera que los visitantes de nuestro sitio web podrían pensar que han llegado al lugar equivocado. Por otra parte, si el .com no está disponible se debe a que alguien ya ha registrado ese dominio, de modo que el marketing online será mucho más complicado al contar con una competencia directa con el mismo nombre. De manera que lo aconsejado es cambiar el nombre del dominio y seleccionar una extensión .com que se encuentre disponible.
  • Industria – Otro tipo de extensión de dominio muy popular es la que hace referencia a una industria concreta, indicando a la gente exactamente lo que haces, como .bike si vendes bicicletas.
  • Valor añadido – Esta clase de dominios se crearon para señalar que la página web cuenta con un valor añadido, por ejemplo .tv en el caso de que genere una gran cantidad de contenido audiovisual.

dominios

Dominios y SEO

El nombre del dominio es uno de los factores que influyen en el posicionamiento web de una página, por lo que seleccionar un dominio orientado a lograr ventajas en los motores de búsqueda como Google puede ser una táctica efectiva para conseguir mejorar nuestro SEO.

Esto no quiere decir que todo el nombre de tu dominio esté creado por y para el SEO, ya que podría ser contraproducente al parecer más spam que una página web confiable. Sino que podemos introducir algunas de las palabras claves en el nombre. Por ejemplo si somos una zapatería llamada Begos, el nombre de nuestro dominio puede ser zapateriaBegos.

Eso sí, evita nombres de dominio excesivamente largos e intenta que no contengan palabras que puedan ser escritas con errores ortográficos.

¿Es una solución añadir un guión para conseguir un nombre de dominio?

Siguiendo con el ejemplo anterior, si zapateriaBegos.com está ocupado, podríamos decidir añadir un guión y así tener el nombre deseado “zapatería-Begos.com”.

El problema es que los guiones no son muy usados y frecuentemente los usuarios olvidan insertarlos, de forma que nuestros clientes podrían acabar comprando en la zapatería Begos de la competencia en vez de la nuestra.

Ocupación de dominios

La ocupación de dominios es una actividad que llevan a cabo ciertas personas al adquirir tu nombre de dominio pero con una extensión diferente. Por ejemplo, cuando hemos registrado zapateríasBego.es y otro usuario compra las extensiones .com o .net con la intención de vendérnoslas a un precio mucho más elevado.

Lo adecuado es comprar un dominio con las principales extensiones, empezando por .com (es la extensión más popular, considerada un dominio de nivel superior o TLDs por sus siglas en inglés) por un precio bajo, aunque no las vayamos a utilizar, y así evitar acabar siendo víctima de uno de estos ciberocupadores de dominios.

Redirigir tus nombres de dominio a tu sitio web

Si sigues nuestro consejo, deberás configurar para las diferentes extensiones un dominio aparcado, es decir, una función del alojamiento web que permite que otros dominios ‘aparquen’ en otro principal. De esa forma, si alguien teclea un dominio ‘aparcado’ se le redirigirá inmediatamente al sitio web principal. En otras palabras, si un usuario inserta zapateríasBego.net se le redirigirá automáticamente a zapateríasBego.es

página web

Cómo renovar tu dominio

Los dominios son muy baratos y tú decides por cuánto tiempo los quieres registrar, así que no tendrás obligaciones a largo plazo. Si decides no renovarlo, no hay problema, no estás obligado a ello. De manera que si no estás seguro de tu decisión o sólo quieres probar a ver cómo te funciona tu aventura en la red, siempre es mejor comprarlo por el periodo mínimo (1 año) y después continuar con él o no en función de los resultados obtenidos.

Cuando se aproxime la fecha de expiración, se te enviará una notificación invitándote a renovar el registro antes de dicha fecha. Normalmente, esta notificación se envía con una antelación de 90 días, 60 días, 30 días, 10 días y en el momento de la caducidad.

Si por cualquier razón te olvidas del plazo o los datos de contacto no están actualizados y no has recibido ninguna notificación, tendrás 30 días después de la fecha de caducidad para renovar el dominio o dominios (en todos aquellos dominios de nivel superior)

Después de 30 días, el dominio entra en una fase conocida como periodo de castigo (Redemption Period, en inglés) que dura 40 días. Durante ese periodo, el usuario que tenía registrado el dominio puede todavía renovarlo pero debe pagar un coste adicional llamado el cargo de castigo.

Algunas extensiones como .eu o .es no tienen periodos de 30 días, entrando en el periodo de castigo inmediatamente desde su caducidad, por lo que el cargo de castigo se debe pagar en ese momento.

 

Análisis inicial gratuito

Contáctanos para ayudarte con tu Diseño web