fbpx
Carrer de la Ciutat de Granada, 150, 08018 Barcelona
Contactanos: +933 93 91 24 Lun - Vie 10:00 - 17:00
[email protected]

Cómo redactar contenidos optimizados para SEO

Sin duda, en el posicionamiento web hay un factor que destaca por encima del resto: el contenido. Pero, ¿cómo redactar contenidos optimizados desde el punto de vista SEO? ¡Te damos los tips para lograrlo!

Conoce a tu público objetivo

El contenido de una página web ha de tener como meta principal responder a las necesidades de sus usuarios y esto sólo se puede hacer si se conocen en profundidad sus gustos y preferencias.

Por ello, el primer paso es investigar al público objetivo destinatario de nuestro contenido. Analiza sus intereses, a qué hora suelen conectarse, qué tono emplean para comunicarse en la red, cuáles son sus dudas más frecuentes, etc…

Una vez tengas esta información, estarás preparado para planificar una estrategia de contenidos, sabiendo qué temas son los que buscan y cuándo debes publicarlos para que los lea un mayor número de personas.

Ten en cuenta, que lo que realmente quieres conseguir es responder de la mejor forma posible a la pregunta que le hace el usuario al buscador.

Destaca por la originalidad

Actualmente es casi imposible encontrar un tema sobre el que no se haya escrito en la red, así que la única forma de resaltar es ser original. Busca un nuevo punto de vista, una óptica diferente y sobre todo sé el mejor.

Esto quiere decir que si tu competencia está hablando sobre 3 herramientas con las que mejorar el SEO de una página, tú debes hacer un post hablando de las 20 mejores y explicarlas detalladamente, ofreciendo ese valor agregado que los usuarios tanto buscan.

Asimismo, se recomienda crear contenidos con diferentes formatos: vídeo, infografías, white papers, presentaciones, etc. Selecciona siempre el que mejor se adapte a lo que quieres contar y que sea distinto a lo que están haciendo otros.  Además, con este tipo de técnicas conseguirás que tu contenido sea más ameno y fácil de leer.

Enfócate en una palabra clave

Utiliza herramientas como el Keyword Planner de Google para investigar las palabras clave de tu sector y elige aquellas que tengan una baja competencia, como las loing tail, ya que te será más sencillo sobresalir con ellas.

Por ejemplo, hay muchas páginas que se dedican a vender vestidos de novia, pero si escoges unas palabras clave más específicas como “vestido de novia con encaje”, podrás dirigirte hacia un público objetivo más concreto y tendrás mayores posibilidades de posicionarte, al haber menos páginas compitiendo por esa keyword.

La URL también debe estar optimizada para la palabra clave en cuestión que hayas elegido. ¿Cómo? Suprimiendo las palabras que no proporcionen valor SEO, como conjunciones o preposiciones, e intentando que no supere los 3 niveles de profundidad.

Es decir, una URL optimizada correctamente para SEO, sería www.todovestidos.com/blog/10-vestidos-novia-encaje/ mientras que la página www.todovestidos.com/vestidosdenovia/primavera/2016/10-vestidos-de-novia-con-encaje sería una web mal optimizada.

Blogger

Dale la vuelta al título

Seguramente haya cientos de post sobre vestidos de novia con encaje, por lo que tienes que buscar la manera de destacar o lo que es lo mismo: de añadir un valor añadido.

En este sentido, un título atractivo que llame la atención de los usuarios puede ser de gran ayuda.  Recuerda, que el título ha de tener entre 50 y 70 caracteres para que aparezca entero en los buscadores, aunque en ocasiones un título más largo puede tener mayor engagement en redes sociales, favoreciendo que obtengas más tráfico, links y señales sociales.  Y, por supuesto no te olvides de incluir la palabra clave en el título del contenido.

La meta-description, un elemento clave

Rellenar la etiqueta meta-description, que es el texto que se muestra debajo del título de la página en los resultados de Google, es algo indispensable si queremos que nuestro site se posicione correctamente.

¿Por qué? Porque es la carta de presentación de nuestro contenido. Si consigues despertar la curiosidad del lector con la descripción, éste hará clic en el enlace, de lo contrario, pasará de largo.

Ordena el texto

Asegúrate de que tu contenido esté bien ordenado y estructurado, con categorías y etiquetas para que sea más sencillo de encontrar y mejore su potencial SEO.

De igual modo, emplea los subtítulos adecuadamente: el H1 siempre antes que los H2, los H3 dentro de los H2, y así sucesivamente. Los subtítulos les darán, tanto a los usuarios como a los buscadores, una idea de cómo se ha estructurado el texto.

La etiqueta Alt

De momento, Google aún no sabe interpretar el contenido de tus imágenes, pero a través de la etiqueta “alt” le podrás decir con qué tema está relacionada la imagen.

No emplees demasiados tecnicismos

Los usuarios quieren contenidos que sean fáciles de leer, no que estén repletos de tecnicismos o con un lenguaje demasiado especializado. Piensa en el tipo de artículos científicos que se viralizan. ¿Son aquellos que están llenos de términos complejos o los que se han escrito con un lenguaje más simple? Ahí tienes la respuesta.

Fomenta la participación

Cuando alguien realiza un comentario en tu post o comparte tu contenido, te está ayudando a mejorar tu SEO. Los comentarios consiguen ampliar el contenido e, incluso, te pueden proporcionar nuevas ideas para futuros post.

Comentarios

Para lograr impulsar la intervención de tus usuarios, has de responder siempre a los comentarios, resolviendo las dudas, e incitarles a participar mediante juegos o concursos.

Complementa el texto con enlaces

No se trata de llenar el texto con enlaces, sino de que éstos sean complementarios al contenido, añadiendo información que puede ser interesante para el usuario. Por ejemplo, si estás explicando la última actualización del algoritmo de Google, resultará vital que insertes un enlace al blog de los desarrolladores del buscador en el que anuncian la aparición de la actualización y comentan qué es lo que buscan con esta nueva acción.

Comparte el contenido correctamente

A la hora de compartir el contenido, es fundamental incluir una imagen adecuada y un título llamativo para conseguir visitas. Además, para viralizar un contenido en Internet necesitas compartirlo varias veces, por lo que tendrás que crear 4 o 5 textos diferentes y difundirlos en las redes sociales.

Lo que no debes hacer

  • Pasarte con la densidad de palabras claves Vigila el keyword density, el número de veces que aparece una palabra clave por cada 100 palabras. Es totalmente comprensible que al escribir sobre un determinado tema, algunas palabras se repitan y es hasta necesario. Sin embargo, una elevada densidad de palabras claves hará que el texto se convierta en algo artificial que seguramente no le gustará a tus usuarios.
  • Obsesionarte con la extensión – Si bien es cierto que los contenidos de mayor longitud suelen estar mejor posicionados, la razón no es la cantidad de palabras que contienen sino el hecho de que analizan con mayor profundidad un determinado tema. No hay que obsesionar con la extensión, ni rellenar los textos con frases redundantes sólo por alargarlo, hay textos de 300 palabras que posicionan muy bien.

Después de leer este artículo, ya estás más que preparado para redactar contenidos optimizados para SEO y así lograr que tu página se situé entre las primeras posiciones de Google. ¡Ponte manos a la obra!

 

Análisis inicial gratuito

Contáctanos para ayudarte con tu Diseño web