Calle Tanger nº 86 - Barcelona
Contactanos: +933 93 91 24 Lun - Vie 10:00 - 17:00
[email protected]

Instagram Feed

Cómo posicionarse en Google Imágenes

¿Quieres saber cómo posicionarte en Google Imágenes? Pues sigue leyendo porque te traemos las mejores tácticas para lograr que tu página web aparezca entre las primeras posiciones de Google Imágenes.

Google Imágenes es uno de los mecanismos alternativos del famoso buscador que se centra en ofrecer resultados en forma de imágenes. No es el único, en Google también puedes realizar búsquedas de video, noticias, libros, mapas y shopping. La particularidad de Google Imágenes es que permite que las personas puedan encontrar fotos específicas sobre un determinado tema. Esta funcionalidad se utiliza mucho en según que sectores como el de la decoración, la moda o el de los eventos.

¿Qué beneficios me proporciona posicionarme en Google Imágenes?

Lo primero que debes estar preguntándote es el motivo por el que te debe interesar posicionarte en Google Imágenes, tenemos dos razones de peso:

Mejora tu posicionamiento en el ranking general – En algunas búsquedas, las imágenes aparecen antes, al lado o entre los resultados de enlaces, por lo que si logras posicionar una imagen tienes más posibilidades de situarte en un buen lugar en el ranking general.

Aumenta el tráfico a tu página – Obviamente, al aparecer entre los primeros resultados de Google Imágenes obtendrás un mayor tráfico hacia tu web.

Tácticas para posicionarte en Google Imágenes

Pero vayamos al grano, aquí tienes las tácticas que te ayudarán a posicionarte en Google Imágenes:

Nombra las imágenes adecuadamente – Nada de subir imágenes a tu web numeradas o llenas de caracteres alfanuméricos, emplea las palabras claves que estás trabajando para nombrar a tus imágenes. Por ejemplo, si estás haciendo un artículo sobre recetas fáciles, que la imagen se llame “recetasfaciles.jpg” y no “rncpamb23”.

Utiliza los formatos preferidos de Google – Google Imágenes indexa principalmente imágenes en formato jpg, png y gif, así que olvídate del resto.

Haz que tus imágenes se carguen rápidamente – La velocidad de carga es uno de los factores que más tiene en cuenta Google, por lo que has de procurar que tus imágenes se carguen rápidamente. Ojo, eso no quiere decir que tengan que ser de baja calidad, para nada. Simplemente has de reducir la imagen tanto como se pueda, para que pese menos, pero sin que esto perjudique a su visibilidad.

Incluye los datos del tamaño de tu imagen – Esta información la puedes agregar al subir la imagen. A ti no te cuesta nada y a Google le sirve de mucha ayuda. Y ya sabemos que Google sabe cómo recompensarnos cuando le echamos una mano. 😉

La etiqueta ATL, tu mejor amiga – Google aún no es capaz de interpretar las imágenes, por eso necesita que rellenemos la etiqueta ATL, texto alternativo, para informarle acerca de lo que contiene la imagen. Utiliza palabras claves y sé muy descriptivo. 

-Organiza bien tus imágenes – Ten presente que Google es en realidad un conjunto de robots que necesitan que toda la información esté correctamente organizada. Intenta ser ordenado y guardar tus imágenes en diferentes carpetas.

Trabaja el linkbuilding – Emplea herramientas como Pinterest o Flickr para posicionar tus imágenes generando enlaces entrantes. Cuantos más enlaces obtengan, al igual que pasa con el posicionamiento de contenido, mayor popularidad considerará Google que tienen y mejor las puntuará.

Como ves, se tratan de acciones muy fáciles de ejecutar y que no te llevarán demasiado tiempo, así que aplícalas y benefíciate de las ventajas de tener a tus imágenes posicionadas en Google Imágenes.

Sin Comentarios
Publica un comentario